Podemos hablar de un híbrido literario, incluso de una novela transgénero. Lo cierto es que en el mundo de La Orden Secreta de los Ornitorrincos, la narrativa deja de ser tal, para conevrtirse en algo que nadie sabe loq ue es, y es en esa incertidumbre donde nos podemos ver reflejados.

Como un ornitorrinco que no se sabe si es mamífero, reptil o ave, este libro nos deja el sabor de todo aquello que se rebela a ser etiquetado. Ciencia ficción, homeopatía, juegos metaliterarios. Autor, actor, personaje. Un misterioso filósofo y compositor de boleros. El trabajador de una fábrica de zapatos. Todo se disuelve en el cristal que María Alzira Brum pone ante nuestros ojos, para que podamos contemplar un extraño efecto: el de un libro que se dilata y se desdobla. Un continuum de pasadizos, túneles, pasillos y callejones. O quizás un experimento mental para lectores que buscan el simple goce de la desconexión.

Reseñas:

Diseñadora de conexiones - Diario "El Comercio" (03/08/2009)
El júbilo del caos - Diario "El Peruano" (03/08/2009)
Libertad creativa - Diario "Correo" (05/08/2009)
Entrevista en "Presencia Cultural" - Canal 7 (07/08/2009)
Blog "La vida en marte" de Alexis Iparraguirre